Una bomba dosificadora es un elemento de vital importancia en sectores industriales dedicados, por ejemplo, al tratamiento de aguas donde la dosificación de químicos es clave para los ingenieros y operadores.

Este tipo de elementos se utilizan para suministrar flujos pequeños a sistemas más grandes. Por ejemplo, en la red de suministro de agua se cuentan con bombas dosificadoras para el cloro para potabilizar, como en el caso de las piscinas.

Según los expertos, la bomba dosificadora es un tipo de bomba diseñada para inyectar un químico líquido  en el seno de un fluido. En este proceso se utilizan pequeñas cantidades y se requiere de un control preciso del volumen añadido por sus efectos o por el costo del químico.

 Entre las características que se resaltan están:

  • Debe permitir el ajuste del caudal, y este debe tener linealidad.
  • Su diseño debe garantizar la reproducibilidad, la repetitividad y la precisión del volumen desplazado.
  • El caudal ajustado debe ser preciso aun cuando la presión en la tubería o sistema donde se inyecte el químico varíe. Además, debe ser seleccionada para que sea capaz de producir una presión igual o superior a la máxima que pueda tener el fluido en la tubería.
  • Debe ser a prueba de fugas y con características seguras en el diseño, pues la mayoría de los químicos dosificados suelen ser peligrosos.