Flores que se pueden comer en Zaragoza. Laura, afincada en Zaragoza, es ingeniera y siempre ha trabajado con flores, ahora ha creado una empresa (Flores en la Mesa) para comercializar flores comestibles. Ha empezado vendiendo pensamientos cristalizados a tiendas gourmet.

floresvueloszaragoza

Durante el embarazo de su hijo se le ocurrió la idea, las flores comestibles, y presentó un proyecto en marzo al Semillero de Ideas del Ayuntamiento. Ganó el primer premio de este foro de emprendedores y, tras recibir seis meses de formación, ha montado su despacho en Zaragoza Activa.

La empresa acaba de empezar y Laura muestra sus primeros productos: unas cajitas con flores violetas y amarillas (violas o pensamientos) cristalizadas. Compra las flores en un vivero de Zaragoza y después las cristaliza (carameliza): baña cada pétalo en una mezcla de clara de huevo pasteurizada, gelatina, unas gotas de vodka o ginebra, aromas naturales y azúcar; después se secan a baja temperatura en un horno. El resultado es bonito y dulce. Con este método, las flores pueden conservarse durante meses.