Los cursos de inglés en el extranjero son una de las mejores opciones para aprender o mejorar el idioma. Sin embargo, cuando se acepta el reto de viajar a otro país y realizar una inversión en educación es importante no dejar de lado cinco claves básicas para que sea una experiencia exitosa.

1. Definir el presupuesto que delimitará las posibilidades de formación

Antes de empezar, el primer paso es saber con cuánto dinero contamos y cuánto podríamos necesitar, pues los recursos restringirán las posibilidades de formación que varían entre los cursos de inglés general, los orientados a preparación de exámenes internacionales, las clases particulares, en universidades o en institutos privados.

Es importante tener en el presupuesto el coste del curso, del traslado, el alojamiento y los gastos de manutención.

2. Escoger el país de habla inglesa, y elegir la ciudad considerando evitar lugares con alta presencia de hispanohablantes.

Es importante escoger el país y la ciudad según nuestras necesidades de aprendizaje y capacidades económicas, pero lo fundamental es evitar las áreas con mayor presencia de hispanos, para tener siempre la necesidad de comunicarte en inglés. También se debe tener en cuenta que las grandes ciudades tienen una gran diversidad cultural, pero pueden resultar más caras que unas poblaciones más pequeñas.

Inglaterra, Escocia, Irlanda, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda son las opciones más comunes para estudiar inglés en el extranjero.

3. Definir el alojamiento por economía y mayor inmersión cultural.

El alojamiento más económico y eficiente es con una familia pues se podrán experimentar las tradiciones, la cocina y la vida en familia del país de forma directa. Normalmente se puede elegir entre habitación privada, individual o doble.

Otra opción es el alojamiento en residencias de estudiantes internacionales, que son centros donde puedes convivir con estudiantes de países distintos y con opción serás más independiente. Los hostales y los hoteles son una opción adicional pero suelen ser muy caros.

4. Concretar el tipo de curso y nivel de inglés

El primer día de clase la escuela o universidad encargada del curso realizará una prueba para ubicar al estudiante con el grupo más adecuado.

Previamente es importante definir el curso de inglés que se quiere realizar según los objetivos personales y profesionales. Los más comunes son:

  • Inglés general.
  • Inglés en vacaciones. Inglés intensivo. Consiste en un curso con un número mayor de horas.
    Inglés de negocios.
  • Preparación para exámenes de inglés, como Cambridge, GMAT,GRE, TOEFL, IELTS.
  • Semestre o año de inglés en el extranjero.
  • Trabajar y estudiar inglés en el extranjero.

5.  Recopilar todos los documentos necesarios para realizar el curso

Los ciudadanos miembros de un país de la Unión Europea solo necesitan presentar documento de identidad o pasaporte vigente. Sin embargo, nunca esta demás verificar, especialmente si son países de fuera de la UE, si se requiere algún tipo de visado especial para estudiantes, seguros médicos, etc.