A propósito de la llegada de San Valentín, Zaragoza recuerda cuáles son los lugares que guardan más romanticismo donde los enamorados pueden celebrar esta fecha especial.

El periódico Heraldo recopiló los 10 rincones con más fantasía y romance de la capital aragonesa.

1.  Arco del Deán: esta emblemática construcción de la ciudad tiene origen en el siglo XIII, para comunicar la catedral con la casa del deán. Su arco apuntado sobre el que descansa el mirador gótico lo convierte en el escenario perfecto para fotografías románticas ya que, aunque se encuentra en el centro de la ciudad, es un espacio no muy concurrido.

2. Palacio de la Aljafería: un escenario de película en el que están representados varios estilos arquitectónicos. Eso se puede encontrar en el Palacio de la Aljafería. Esta construcción ha sido palacio medieval mudéjar, alcázar islámico, cárcel, cuartel militar y, ahora, es sede de las Cortes de Aragón. El entorno y el foso le otorgan un extra de romanticismo.

3. Canal Imperial: tiene zonas cuyos recorridos son ideales para pasear y perderse en plena ciudad. Cada estación muestra lo mejor de este lugar: en otoño las hojas caídas ofrecen una instantánea única, como el verdor especial de la primavera.

4. Vistas desde lo alto de la Torre del Pilar: no cabe duda de que la Basílica del Pilar impresiona pero ver Zaragoza desde lo alto de una de sus torres asombra muchísimo más. Sin duda es un gran lugar para hacer una sesión de fotos de lo más romántica.

5. Atardecer en el parque del Barranco: todavía se trata de una zona poco frecuentada pero cuenta con unas buenas características para vivir un romántico atardecer en él. Se encuentra al lado de Parque Venecia. No dispone de mucha iluminación por lo que el momento en el que se esconde el sol se crea un ambiente mágico.

6. Quiosco de la música: para los que viven un amor de película, el quiosco de la música en el parque grande presenta la estética perfecta de los musicales de los años 50. No suele ser un lugar muy frecuentado, por lo que es perfecto para las sesiones fotográficas.

7. Pasaje del ciclón: en el corazón de Zaragoza, en la Plaza del Pilar, se encuentra esta maravilla arquitectónica que se construyó entre 1882 y 1883 y que acoge diferentes establecimientos, sobre todo de restauración.

8. Pasarela del bicentenario: para los románticos más deportistas este inusual rincón se encuentra en el camino hacia el Galacho de la Alfranca. También es un lugar idóneo para ver el atardecer.

9. El puente de Santiago: allí se encuentran miles de candados que sellan el amor de las parejas con este movimiento internacional. Además, las vistas del Ebro y de la Basílica del Pilar son increíbles desde este punto de la ciudad.

10. El Tubo: para conjugar gastronomía y romanticismo el Tubo de Zaragoza es la opción perfecta. Un rincón con diversas propuestas donde disfrutar de un momento romántico entre copas de vino y tapas elaboradas.

 

FUENTE: HERALDO