Todos los comercios se adaptan a estas fechas, ya que tienen que cubrir las necesidades de todos los niños que hacen la comunión y las de sus invitados, siendo los más beneficiarios las tiendas de trajes de comuniones, las de ropa de fiesta, los centros de estética y peluquería, los fotógrafos, tiendas de souvenirs, hoteles y los restaurantes para comuniones en Zaragoza.