Los muebles de baño son un toque de estilo y decoración para este espacio del hogar, y sus acabados son vitales para lograr que sea un complemento perfecto.

 Un acabado muy generalizado es el blanco brillo, que va muy bien con otros elementos, pues los sanitarios y lavabos por lo general suelen ser blancos.

 Sin embargo, en el mercado se pueden encontrar muebles lacados en diferentes colores, con aspecto de diferentes maderas, colores metalizados, texturizados, tapizados, envejecidos, con serigrafías: diferentes estilos para todos los gustos.

Los expertos recomiendan, por ejemplo, que para azulejos en tonos grises quedan muy bien los muebles que combinan el blanco con color, el roble ceniza, lacado en antracita, etc. En el caso de baños alicatados en tono crema o beige una opción que suele quedar muy bien es optar por acabados en tono madera como el wengué, la acacia, cerezo o chocolate.

En caso de los baños verdes o colores similares, los expertos aseguran que el toque armónico son los muebles blancos o de colores claros.