El Patio de La Infanta de Zaragoza es uno de los patios aragoneses renacentistas mejor conservados, pertenecía  al desaparecido Palacio Zaporta, cuya portada y patio fueron comprados por un anticuario francés y trasladados a París, en 1980 fue emplazado en la Sede de Ibercaja piedra a piedra.

patioinfantavuelosazaragoza

Un patio renacentista de 1550 situado dentro de la sede central de Ibercaja, en la calle San Ignacio de Loyola, 16. Se trata del patio interior del palacio residencia de Gabriel Zaporta, un importante comerciante y banquero de origen judío, prestatario de Carlos V.

La casa palacio de Gabriel Zaporta se encontraba entre las calles San Jorge, San Andrés y el callejón Zaporta. Contaba con un jardín en su zona posterior y un patio labrado con gran riqueza. Tras varios incendios, el inmueble fue derribado en 1903, pero se salvaron la portada y el patio, que fueron adquiridos por un anticuario francés con el fin de alojar su comercio en París en este monumento. En 1957 la Caja de Ahorros Ibercaja compró el patio y en 1980 lo instaló dentro de su sede central.

El Patio de la Infanta, de estructura típicamente aragonesa, dos pisos, y galería superior soportada por columnas, se distingue de otros similares por la profusa decoración de sus elementos arquitectónicos.